fbpx

150 Años y todavía olemos a sal (2001)

150 Años y todavía olemos a sal (2001)

Justificación:

Celebrar el 150 aniversario de la fundación de Puerto Vallarta, hacer un rescate visual del Vallarta de ayer y hoy, mi amor por mi pueblo, donde nací y mi corazón late…

 

Punto de partida:

Recuerdos…imágenes que se borran con el tiempo,

Partir de un recuerdo para recuperar un pasado, “150 años y todavía olemos a sal..”

Sutileza de un recuerdo, interpretada por el juego de imágenes trasparentes, se sobreponen, se diluyen con el tiempo… con el mar.

 

Ficha Técnica:

 Autor: Ireri Topete.

Titulo:  “150 años y todavía olemos a sal…”

Técnica: Instalación, acrílico / pellón y tarlatana, madera, spot de color ámbar y azul.

Medidas: 43 imágenes, 15 imágenes de 200 x 120 cms  y 28 imágenes de 200 x 30 cms.

Esta instalación fue presentada en una extensión aproximada de  60 mts. Sobre la playa del malecón de Puerto Vallarta.

Fecha: Diciembre del 2001 durante la Celebración del 150 aniversario de la fundación de Puerto Vallarta, 1851 – 2001.

 

Consideraciones:

Con la intención  de rescatar las imágenes más representativas de la memoria colectiva de  mi pueblo de pescadores,  Vallarta, lugar costero que como muchos tantos se ha venido desarrollando aceleradamente y ha sufrido cambios importantes en su entorno y costumbres… me di a la tarea de trabajar con la premisa “Los recuerdos son imágenes que se borran con el tiempo, han pasado 150 años y todavía olemos a sal… del mar que vieron nuestros abuelos”.

Asumí el reto de abordar el lenguaje de la instalación como medio para sacar adelante mi proyecto de retomar imágenes “recuerdos” e integrarlos a mi entorno, cielo, mar y arena…  este proyecto me permitió abordar otro lenguaje en mi desarrollo como creadora, y sin pretender ser instaladora me enriquecí y aprendí de mis posibilidades y limitaciones, para mi fue una investigación visual, conceptual y técnica, que amplio sin duda mi horizonte creativo.

 

Recursos:

Para la realización de este proyecto conté con el apoyo de un grupo de personas entusiastas que me ayudaron en los detalles finales para la presentación de mi trabajo, entre ellos mi compañeros malaguos.

Así como también conté con el apoyo económico de parte del Ayuntamiento de Puerto Vallarta, que costeo los materiales usados para esta instalación.

 

Resultado:

Las imágenes:

  • 150 años… caracoles, cielo, mar, oigo un susurro, es tu voz un recuerdo, y un eco…
  • Cielo, mar, tierra, rocas, “los arcos” testigos inalterables del pasar del ave, del viento, de tu barca y de mi voz… aquí nos toco vivir…
  • Patas saladas somos. Inicio, pez, pescado, pescador…el mar siempre, inmenso, generoso, profundo, azul muy profundo, peces y más peces…
  • Hombre y pez… mi casa, nuestra casa, Vallarta, mi huella, tu huella, de todos…
  • Pueblo, habitantes todos, del agua y del sol, del amanecer y atardecer, “casa”, “tierra”, “corazón”, “vida”…
  • Un recuerdo, lo que fuimos: pescadores, cargadores, arrieros, aguadores, agricultores, soñadores… lo que somos… ¿Qué seremos?
  • Y siguen los recuerdos, pez en vara, un olor, un velíz lleno de manzanas que traía mi abuelo…
  • Creciente, que trae cambios, río, te escucho en mi alma, te veo ayer y hoy, me recuerdas la niñez de mi pueblo…
  • “Fe” que mueve a un pueblo sin distingos…
  • Cuando la iguana se volvió importante… te filmaron…
  • Naturaleza, que mantiene vivo a un pueblo, equilibrio, vida…
  • Lo que sigue… tu huella, mi huella, de todos, andemos, que falta mucho…

 

Esta instalación fue presentada el día 15 de diciembre del 2001, en conmemoración del 150 aniversario de la fundación de Puerto Vallarta,  tarde más de 6 meses en la realización y fue presentada en la playa del malecón.

Solo duró 30 horas instalada en la playa…

 

Conclusiones:

A este proyecto le tengo especial cariño, por que me permitió trabajar con la esencia de lo que soy, de donde vengo, de mis raíces, de mi entorno.

También me ayudo a reconocerme como pata salada, a percatarme de la importancia de abordar otros lenguajes para mi trabajo.

A seis años de haber realizado este proyecto, lo siento vigente, Puerto Vallarta es uno de los destinos turísticos de México que esta creciendo aceleradamente, y cada vez son mas los cambios al entorno y a las tradiciones propias del lugar… cada año el índice de construcción de nuevos proyectos inmobiliarios y turísticos ha ido  perjudicando el entorno… y es triste pero corremos el riesgo como en muchas poblaciones a nivel mundial de  perder nuestro máximo tesoro el entorno ecológico… en fin este proyecto me gustaría retomarlo y darle una actualización  señalando la urgencia de rescatar todas y cada una de las cosas importantes desde todos los ámbitos de la vida de nuestro Puerto Vallarta, antes de que se nos vuelva un recuerdo.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *