fbpx

Paginas de agua sol y sal…

Paginas de agua sol y sal…

¡Tierra… tierra… tierra  a la vista, hemos llegado al Puerto Ireri…

En el marco del Día Internacional de la Mujer ¡felicidades por cierto a todas las mujeres presentes¡ y como parte del evento titulado “Atrevimientos de las mujeres. Miradas masculinas / Miradas femeninas. Aportes científicos y culturales” Me permito, lo que agradezco a las autoridades,  presentar la magnífica exposición de la artista local,  Ireri Topete,  “Páginas de agua, sol y sal… como parte del proyecto ´La Vida en el Puerto´.  

Es esta muestra y colección de los trabajos de la artista, la han posicionado como  creativa y elocuente, singular y femenina, represente del arte local con resonancia a nivel estatal.

Somos espectadores del encuentro del arte con la crónica;  la cultura frente a la natura en acordeón con tiempo de hilo íntimo;  libreto personal de grises y algunos colores que permiten a la palabra escrita ordenarse y coincidir en el poema;  su obra remite a los orígenes, donde la portada se estampa con recuerdos, visiones y experiencias con paisaje,  destaca un horizonte de infinitas posibilidades, así como sociedad con arena y sal, entre pescadores y tamemes el tiempo pretérito es capturado por la sensibilidad del artista que nos solo expone obra objetos, sino que transforma el entorno físico creando un espacio para transeúnte ávido de nuevas expresiones visuales con alto contenido auténtico de vidas vividas en puerto abierto de páginas de agua, sol y sal. 

Puerto con vientos que hojea la vida de su habitantes, donde el poder de la naturaleza se impone con fuerza en espiral que abraza e inunda toda realidad; que asciende en grises y se erige en amenaza, oscureciéndolo todo, así la obra expuesta de Ireri, contiene la fuerza que se apodera del espacio en verticales obras.

en otra sección de la exposición, la obra se nos presenta como un sinfín de páginas que se acoplan, algunos como viejos códices, donde se imprime la tinta de la vida de un puerto con agua, sol y sal; páginas de Ireri que intentan llegar a horizonte íntimo y lejano, donde archivos de familia huelen a botiquín, a receta médica que alguien olvido en casa;  juego de infancia con instrumentos médicos; aroma a alcohol que se mezcla con los aromas de los guisos que habitan la cocina.

Con el tiempo, la mirada femenina de niña feliz sobre arena que juega a pintarse de mujer; son las cubiertas de las páginas, juegos de la forma y caprichos del continente que contiene al libro de nuestra artista y que la brisa deshoja a dos vientos tendidos en horizontal.

Encuentro cierta intención en la artista de seguir jugando con obra visual, haciéndolos objetos deseados, haciéndolos juguetes del alma…

También hay libro lleno de pintura, páginas de color y formas que narran los trazos que el tiempo juega a depositar en nuestra artista, hay guante blanco obligado para acariciar el arte.

Toda la exposición finalmente se conjuga e integra como patio de juegos, expuesto, atractivo a la hora del recreo del alma.

Tanta agua, sol y sal nos indica que hemos llegado a Puerto Ireri.

 

Dr. Edmundo Andrade Romo.

marzo de 2017.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *